Reflexión sobre el caso de Jorge Ramos en Venezuela

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Resulta gracioso como se distorsionan hasta las cosas más elementales hoy en día.

Este personaje, a quien considero una vergüenza como latinoamericano, un mercenario del periodismo, y de quien es conocida su animadversión por todos los presidentes de América Latina que no se arrodillan ante Estados Unidos, pide una entrevista al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y aun sabiendo Maduro y su equipo que este charlatán no busca tener el mínimo de imparcialidad, y que sirve abiertamente a la manipuladora empresa mediática llamada Univision, le concede la entrevista.

La primera pregunta que este sátrapa le hace a al presidente Maduro, expresado por él mismo, al parecer entendiendo que lo mismo le da valía y lo convierte en un estandarte de la comunicación, es que si debe llamarle presidente o dictador.

Este mismo rastrero que hace poco fue sacado por Donald Trump de la Casa Blanca, por la falta de respeto que hace tiempo usa como herramienta para convertirse él en la noticia, ahora es vendido por The New York Times y la prensa alineada a Estados Unidos, como una víctima de Maduro, porque lo deportaron de Venezuela.

Me surgen varias interrogantes:

¿De verdad un dictador le daría una entrevista a un periodista que es abiertamente su enemigo, y que sabe va a tergiversar cualquier cosa en su perjuicio?

¿Un dictador se limitaría a deportarlo sin violarle ningún derecho o ultrajarle ante tal falta de respeto?

¿Sería Jorge Ramos capaz de decirle algo así a Kim Jong-un en Corea del Norte, o al desaparecido Muamar el Gadafi en Libia? No creo.

Si algo hay que tener claro es que el Gobierno venezolano libra una batalla en condiciones tan desfavorables, que hasta una actuación políticamente correcta de su parte, los medios logran presentarla en su contra.

Profesional de diferentes campos (Comunicación, Periodismo, Marketing, Derecho & Relaciones Internacionales), con experiencia en medios de comunicación de todos los formatos. Interesado en temas ligados a la innovación, marketing, economía, política, derecho, y las diferentes temáticas que hoy impactan el mundo. Actualmente Consultor-Jefe de MDR Comunicación & Director en Magia Media.